El sistema fue probado con una paciente china a quien el robot implantó dos dientes. Investigadores de la Universidad Beihang, de Beijing, China, en conjunto con el Hospital Estomatológico de la Cuarta Universidad Médica Militar, diseñaron un robot dentista capaz de implantar dientes previamente impresos en 3D.