El sistema fue probado con una paciente china a quien el robot implantó dos dientes. Investigadores de la Universidad Beihang, de Beijing, China, en conjunto con el Hospital Estomatológico de la Cuarta Universidad Médica Militar, diseñaron un robot dentista capaz de implantar dientes previamente impresos en 3D.

Las impresoras 3D están revolucionando el mundo de la medicina y la estética. Audífonos, prótesis, huesos y células madre son algunos ejemplos de esta revolución que recién comienza. Y recien se conoce el primer caso de implantes dentales impresos por esta maquina e implantados por un brazo robótico. Los dientes fueron impresos minutos antes de colocarlos en la dentadura de la paciente.

Además de la paciente y el “cirujano mecánico”, en la sala también se encontraban enfermeras y técnicos, quienes se encargaron de configurar el brazo robótico para que hiciera su tarea correctamente. La operación tardó una hora y los implantes fueron insertados con un margen de error de 0,2 mm.

En China se fabrican al año un millón de implantes dentales, pero se calcula que se necesitan unos 400 millones para cubrir toda la demanda del país, según informa el "South China Morning Post".. Tal vez estos robots puedan paliar ese déficit de producción.