Para aquellos que conocen las amplias recompensas de cualquier esfuerzo puesto en el jardín pero sin mucho tiempo, o cansados de la interminable tarea de deshierbe, un conjunto de ingenieros ya tiene la solución: un robot que limpia de forma autónoma su césped.

Los expertos han desarrollado una máquina que se desliza automáticamente por el jardín y utiliza sensores para detectar las malas hierbas.

Solar powered Tertill corta las malas hierbas dejando el resto de sus plantas intactas, el robot recorre el jardín para detectar pequeñas malezas y las corta usando un pequeño cortador de cuerda, ignorando el resto de pequeñas plantas con cuellos especiales.

Es alimentado por energía solar y resistente al agua, por lo que puede permanecer a la intemperie largos períodos.

Además de conectar con teléfonos inteligentes a través de Bluetooth, también tiene un puerto USB para cargar durante los días nublados.

Los sensores de Tertill apuntan a pequeñas plantas, por lo que los jardineros deben ajustar sus jóvenes árboles con cuellos especiales para evitar que el robot los corte.

Los usuarios deberan espaciar las plantas en su jardín para asegurarse de que el Tertill pueda desplazarse entre ellas, evitar la siembra en pendientes o que el robot se esfuerze en colinas escarpadas ya que se podría atascar, como también establecer una pequeña barrera para evitar que el robot se vaya demasiado lejos o se pierda.

Fue creado por Franklin Robotics, una empresa con sede en Lowell, Massachusetts, y co-dirigido por Joe Jones.

¿Podría este robot terminar con la tediosa labor para muchos de tener que cortar las hierbas?

"Una vez que la batería está cargada, Tertill comienza a patrullar por malas hierbas", escribe Franklin Robotics en su sitio web.

"La solución que Tertill proveerá en última instancia es hacer que la jardinería sea una tarea mucho más fácil y productiva.