Los nuevos métodos de locomoción están entrando rapidamente en escena con cada vez más investigaciones en el campo de la robótica autónoma. Olvídese de las ruedas y las pistas, si quiere que el mini robot se mueva, tal vez debería probar con la locomoción de ondas.

La compañía hasta el momento desconocida Ghost Robotics con sede en Filadelfia, Estados Unidos, ha presentando su primer proyecto bautizado como Ghost Minitaur, que se nos presenta como un cuadrúpedo capaz de saltar y escalar.

Cuando se trata de construir una red neuronal para simular un comportamiento complejo, no es precisamente Arduino la primera plataforma que viene a la mente. Pero sus limitaciones comienzan a tener sentido cuando el objetivo es modelar el comportamiento de un organismo con solo un puñado de neuronas.

Hasta ahora el principal problema para construir estas máquinas es que los sistemas eléctricos de energía y control -como las baterías y placas de circuito- son rígidos, por ello los robots de cuerpo blando siempre tienen una «central» dura o van conectados a un sistema externo. Sin embargo, un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard ha conseguido fabricar un robot enteramente suave.